Autonomía Energética desde la organización comunitaria

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad
y la energía atómica: la voluntad.”
Albert Einstein

La humanidad hoy se encuentra a punto de la extinción por el uso indiscriminado de energías fósiles. Las alternativas para el uso de energías limpias a nivel global han sido secuestradas por los grandes capitales, que controlan su uso en contubernio con quienes nos imponen por la fuerza del gobierno y del dinero a seguir usando el petróleo y sus derivados como principal fuente de energía para la movilidad humana, sólo porque económicamente les conviene. El principal problema es el crecimiento de la demanda de energía, porque toda la vida “moderna” se sustenta en ella, por lo que es urgente crear consciencia sobre el consumo y uso de la energía así como la necesidad de aprender todos y cada uno a “Sembrar Energía”. Las únicas alternativas reales se están dando a nivel personal y colectivo en pequeñas comunidades y cooperativas, que han logrado su autonomía energética, luchando desde la autogestión contra los intereses del estado controlado por el capital. Les contamos hoy sobre algunas experiencias exitosas.

El surgimiento de la civilización humana como la conocemos fue hace 13 mil años aproximadamente; la leña y el carbón fueron las fuentes principales de energía usadas durante más de 12 mil años, algunos aceites naturales de muy baja producción y el aceite de ballenas fue usado durante cientos de años para la iluminación con lámparas, hasta que en 1846 el queroseno a base de carbón lo sustituyó. Hace 320 años se inventaron las primeras máquinas de vapor, pero ha sido durante los últimos 150 años con la domesticación del petróleo para uso humano, que comenzamos un proceso acelerado de autodestrucción. Desde que descubrimos como generar y distribuir corriente eléctrica hace 130 años, iniciamos el camino a la comodidad, y hoy queremos que todo a nuestro alrededor funcione automáticamente presionando un botón.

El concepto Energía viene del griego νέργεια que significa fuerza de acción o fuerza de trabajo y como elemento físico, esta íntimamente ligada al movimiento en el universo. Los seres humanos hemos aprendido a través nuestra residencia en la Tierra a domesticar algunos tipos de energía:

1. Energía Fósil.

     a. Gas Natural.

     b. Petróleo.

     c. Carbón.

2. Energía Renovable.

     a. Energía Solar.

  1. Térmica.
  2. Fotovoltaica.
  3. Bioclimática.

     b. Energía Eólica.

     c. Energía Hidroeléctrica.

     d. Energía de Olas.

     e. Energía Termomarina.

     f. Energía Mareamotriz.

     g. Energía de Corrientes Marinas.

     h. Biomasa.

  1. Biogás.
  2. Biodiesel.
  3. Alcoholes.
  4. Leñas y Bagazos.

     i. Geotérmica.

     j. Bioenergía.

3. Energía Nuclear.

4. Energía Mecánica.

5. Energía Térmica.

6. Energía Luminosa.

7. Energía Sonora.

8. Energía Eléctrica.

La domesticación de la energía para el uso humano se convirtió en la base para la producción, razón por la cual no existe nada en el concepto de desarrollo capitalista que no tenga que ver con la energía y su obtención al menor costo inmediato posible, y hablo de costo inmediato, porque por ejemplo el costo de extracción de un barril de petróleo debe rondar los 4 dólares, pero su costo real es de miles de vidas de diversas especies y es el camino más transitado a la extinción de nuestra propia especie.

Este principio inmediatista de los grandes capitalistas y de los gobiernos, los ha llevado a insistir criminal e irresponsablemente en seguir extrayendo petróleo y seguir produciendo sus derivados altamente contaminantes, bajo el pretexto de que generan empleo y riquezas. Ese concepto de desarrollo capitalista no tiene ningún respeto por la Tierra y la vida sobre ella, pero sobre todo, es tan miserable que sólo le importa su beneficio personal para los empresarios y su beneficio político para los gobernantes, sin reconocer el daño irreversible para las futuras generaciones y su aportación a la extinción de nuestra especie.

Desde hace por lo menos 30 años, a partir de observar el daño a la vida por el sistema capitalista, diversos colectivos y comunidades en el mundo hemos optado por Sembrar Autonomía; nos hemos organizado en pequeños territorios, con el conocimiento de diversas disciplinas y recuperando los saberes milenarios de nuestro antiguos, para comenzar a producir todo lo que consumimos; aprendimos a sembrar nuestros alimentos, a sembrar nuestra agua y ahora estamos aprendiendo a sembrar nuestra energía, porque creemos que no hay nada más digno que consumir autonomía.

Dentro de los diversos tipos de energía domesticada por los humanos para su uso, está la Energía Renovable, que es la que se obtiene de fuentes virtualmente inagotables, por lo que con una administración bioética, saludable, creemos que las cooperativas de Sembradores de Energía son una alternativa viable para el sustento de la vida en la Tierra a través de un relación armónica con los seres humanos.

  • ¿Te gustaría que tu pueblo, barrio, comunidad de vecinos o lugar de trabajo fuera energéticamente sostenible y autosuficiente? ¡Ya es posible!

La tarea es crear un colectivo de Sembradores de Energía a través de una Comunidad Energética Autosustentable para gestionar la energía a nivel local a través de la cooperación entre la ciudadanía, con administración local de cooperativas de energías renovables no convencionales, que contribuyen a que la energía sea asequible, no contaminante, de proximidad, colaborativa y autónoma.

Les comparto algunas experiencias comunitarias que han logrado su autonomía energética.

Alemania

Suecia es el primer país en producir comercialmente energía de las olas de mar, en Islandia el 85% de la energía renovable proviene de sus comunidades, pero hasta donde conocemos, Alemania tiene el modelo más exitoso de apropiación comunitaria de las energías renovables, porque produce el 100% de energía renovable y el 30% del suministro de energía renovable en todo el país, está en manos de cooperativas y el 10% son individuos autónomos energéticamente.

España

En el caso de España existen regulaciones que permiten que empresas brinden el servicio de energías renovables a particulares, por lo que puedes hacer tu contrato de suministro con por los menos 25 empresas diferentes que ofrecen el servicio, y a nivel comunitario Sapiens Energía es una cooperativa que se dedica a facilitar la creación de comunidades locales de energía solar; hace unos días hicieron un acuerdo con la cooperativa Alterna Coop, para dotar de energía limpia al municipio valenciano de Albalat dels Sorells; han asesorado más de 100 proyectos comunitarios. Energética es una cooperativa de economía social sin ánimo de lucro que proporciona proyectos de electricidad de manera justa, ética y sostenible con energía 100% renovable, que acompaña a las comunidades a lograr su autonomía energética a través del cooperativismo. Aquí una lista de cooperativas energéticas.

Canadá

El uso de energía eólica en Canadá tiene una historia de muchas décadas, las grandes empresas neoliberales de Canadá controlan actualmente el 10% del suministro de energía en su país, son proyectos invasivos y depredadores y son las mismas empresas a las que los gobiernos de los últimos 30 años han dado las facilidades para instalarse sobre nuestras comunidades indígenas, colocan cientos de turbinas eólicas sin importarles el enorme daño que generan en el medio ambiente y en la riqueza cultural de los pueblos.

En Canadá cada provincia tiene jurisdicción sobre la explotación de sus recursos naturales, por lo que más del 66% de toda la energía que se produce es renovable, (México produce sólo el 31%) y son miles de pequeñas comunidades que lograron ya su autonomía energética, muchas de ellas dedican parte de su esfuerzo a producir energía que vende al Estado como su principal fuente de ingresos.

Guatemala

En Guatemala la privatización de los servicios eléctricos se dio hace más de 20 años, privatización que vino acompañada de abusos y represión a quienes se oponían. Las diversas comunidades mayas entraron en resistencia. Para el año de 2008 la oposición a la transnacional creció en las comunidades mayas y tuvo como saldo doce asesinatos. La represión y las amenazas golpearon a San Marcos, departamento colindante con el sur de Chiapas, México. Kristian Velásquez Pérez, sufrió amenazas debido a su papel en la resistencia. Se vio obligado a salir de su país y se refugió en Catalunya en 2013.

Hoy Kristian regresa a su comunidad y con el apoyo de la cooperativa catalana Coop57 Iniciaron la construcción de su mini central hidroeléctrica para independizar a su comunidad del servicio trasnacional. Lea la historia completa en la nota de la cooperativa de información La Coperacha (https://lacoperacha.org.mx/comunidad-maya-soberania-energias-limpias/)

Argentina

En Argentina, un país con 44 millones de habitantes, las cooperativas energéticas se remontan a los años 90 y ya abarcan 16 por ciento del mercado nacional, con unas 500 cooperativas eléctricas y más de un millón de asociados, según cifras de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y otros Servicios Públicos.

Uruguay

Uruguay está muy cerca de convertirse en el país con mayor porcentaje de energía eólica del mundo, actualmente el 38% del total de su energía que usan es producida por el viento; Dinamarca es el líder mundial con un 42%, pero la diferencia es que Uruguay siendo uno de los país emergentes experimentó un cambio radical de su matriz energética. Pasó de depender del petróleo y sus derivados a generar la mayor parte de su energía de fuentes renovables en sólo 5 años y para el 2025 más del 50% de su energía total será eólica.

Chile

En Chile el modelo de cooperativas de energía renovable no convencional es un modelo empresarial disfrazado de cooperativas organizadas a través de la Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas que cuenta con 7 cooperativas que brindan el servicio de energía eléctrica, pero no promueven la autonomía energética de las comunidades. Pero existen cientos de proyectos alternativos en pequeñas comunidades autónomas autogestivas, que sí generan autonomía, así como un ambicioso proyecto con la comunidad mapuche para una granja de energía eólica con turbinas en forma de “batidora”.

México

En México son miles de proyectos individuales y comunitarios alternativos que cuentan con algún tipo de energía renovable no convencional, que va desde: térmica, fotovoltaica, bioclimática, eólica, hidroeléctrica, de olas, biomasa, biogás, biodiesel, alcoholes, leñas y bagazos, bioenergía, energía mecánica y cinética. Pero no hemos logrado consolidar un proyecto formal de cooperativas energéticas alternativas y autónomas, actualmente la Fundación Rosa Luxemburg Stiftung promueve una serie de conversatorios sobre la Soberanía Energética para los Pueblos, que ojalá permita dar los primeros pasos para comenzar a construir alternativas viables en cada comunidad. Los proyectos comunitarios de energías alternativas son hechos por el Banco mundial con todos los problemas que traen sus modelos asistencialistas.

 

¿Debemos pagar impuesto por la luz solar?

El principal problema que se enfrenta en la diversas alternativas de sembradores de energía, es que llos grandes capitalistas han visto en la venta de energía renovable la posibilidad de incrementar sus fortunas y presionan a los gobiernos para que las regulaciones los favorezcan; en la mayoría de los países que tienen regulada la generación de energía eléctrica por particulares, estos tienen la posibilidad de vender el excedente de energía al Estado a través de la misma red eléctrica, en México está opción ya no es posible porque con la reforma energética de Peña Nieto y la Ley de la Industria Eléctrica, en vigor desde 2014, sólo permite desplegar proyectos locales menores a un megavatio, pero prácticamente excluye a las cooperativas comunitarias de las subastas eléctricas que el gobierno ha organizado desde 2016 por sus requisitos financieros, técnicos y empresariales.

Segregan a las cooperativas, y les impide una expansión mayor. Hoy por hoy debes hacer un contrato para consumir y generar energía en un mismo contrato de suministro. Esta energía se compensa entre sí y se emite una única facturación que nunca es menor al pago mínimo del servicio de Comisión Federal de Electricidad si quieres vender energía a CFE es un contrato único de venta, es decir si quieres instalar un equipo solar y seguir conectado a la red eléctrica como soporte y ese mes generaste más luz que la que consumiste, de cualquier forma pagarás el mínimo a CFE.

  • Prefieren encarecer el suministro de energía trasladando la corriente por miles de kilómetros, cuando es mucho más barato generarla en cada comunidad.

El potencial en México es infinito, océanos, vientos, sol, volcanes, etc. Es urgente que se legisle para que podemos crear comunidades energéticas autosustentable, para que a través de cooperativas logremos la autonomía energética en cada casa, en cada barrio, en cada comunidad; pagamos impuestos por todos y cada uno de los insumos necesarios para producir electricidad con el Sol, no necesitamos la tutela del estado para producir nuestra propia energía y tampoco necesitamos que los grandes capitalistas nos cobren por usar el sol. Comenzaron sus riquezas explotando la tierra, a las otras especies, a los hombres, a las mujeres, luego fueron por el subsuelo, ya nos venden el agua, ahora nos quieren vender el aire y la luz del sol.

Mientras creamos la capacidades para lograr nuestra autonomía energética, la recomendación es desestructurar tu lógica de consumo, no todo debe funcionar con energía eléctrica, en las comunidades las bicimaquinas resuelven muchas de las necesidades para moler, desgranar, lavar ropa y hasta para generar un poco de energía eléctrica, existen hornos de ecoleña que además de no contaminar aprovechando toda la energía, al mismo tiempo que cocinas produces la energía eléctrica para toda una pequeña comunidad, o estufas solares y hornos solares hechas de reciclaje, en las que puedes hornear, cocer frijoles o deshidratar frutas y verduras. Les puedo contar que son miles de inventos útiles que usan los diversos tipos de energías no contaminantes para resolver las diversas necesidades de un hogar o una comunidad, todo es cosa de renunciar a la comodidad de resolverlo todo con un botón, y dejar de usar el control remoto para mover un mundo plástico que está a punto de extinguirse.

   La vida es una construcción consciente.
   Iván Uranga
@CompaRevolución
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recomendamos leer:

Guía para el desarrollo de proyectos comunitarios de energía renovable en América del Norte.

La gobernanza común de cooperativas de energías renovables en comunidades de Chile.

Energía para la democracia.

Nuevas energías renovables,/Una alternativa energética sustentable para México

 

 

Redes sociales

Eventos y causas

Destacados

 
http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif
http://transformacion-educativa.com/images/convocantes/universidad-revolucion.png