El Congreso Popular (CP) constituido en la Ciudad de México el pasado 5 de febrero con la participación de más de dos mil personas provenientes de 28 estados de la República Mexicana surge como efecto de las reformas constitucionales aprobadas -como traición a la Patria- por los diputados y los senadores oficialistas durante 2013. En su primer sesión, el CP acordó derogar las contrarreformas a los artículos 25, 27 y 28 que los oficialistas habían aprobado en diciembre pasado en contra de la histórica Expropiación Petrolera realizada por el pueblo mexicano en 1938 con el liderazgo del Presidente Lázaro Cárdenas del Río. El CP convocó a realizar una jornada nacional para conmemorar el 76 aniversario de la Expropiación Petrolera este 18 de marzo de 2014 y rechazar las políticas antipatrióticas de quienes indebidamente ocupan los cargos públicos del país.

El CP fue convocado por ciudadanos reconocidos por su trayectoria como artistas, periodistas y escritores que coinciden en rechazar las políticas contrarias a la voluntad y al bienestar del pueblo. Se integra como una organización política ciudadana, haciendo manifiesto que los partidos actuales no constituyen instrumentos para la expresión política del pueblo. El CP avanza en la idea de la organización alternativa, creando instituciones propias que se contrasten y desplacen a las caducas, corruptas y obsoletas.

El CP requiere organizarse y consolidarse, apegándose a su propia legalidad basada en la Constitución de 1917, teniendo como referencia básica el artículo 39 de la Constitución:

“Artículo 39. La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.

El CP debe organizarse como un congreso nacional con la mayor formalidad posible. De manera provisional, debe elegirse una Comisión Organizadora Nacional y establecer comisiones para dictaminar y proponer puntos de acuerdo para derogar las contrarreformas del oficialismo, así como avanzar en el diseño de la legislación alternativa para una nueva República Mexicana en la que por fin sean efectivos la independencia nacional, la soberanía, la integración multicultural y multinacional, la justicia, la democracia, la equidad, la fraternidad, los derechos humanos, la seguridad social y la libertad.

El CP debe convocar a integrar Congresos Populares por entidades federativas, municipios, pueblos, comunidades, barrios, colonias, instituciones de tal manera que sin formalismos absurdos ni burocratismo, los congresos estatales sean los que elijan a los delegados al Congreso Nacional. A su vez, los congresos estatales, gradualmente deben ser integrados por delegados de los congresos por comunidades y municipios. De esa manera se estará organizando el nuevo poder público de México como un poder social, un poder ciudadano, un poder popular.

¡La organización del pueblo mueve montañas!

CONSEJO DE ORGANIZACIONES ALTERNATIVAS

www.coalt.mx
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Redes sociales

Eventos y causas

Destacados

 
http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif
http://transformacion-educativa.com/images/convocantes/universidad-revolucion.png