El pasado 4 de noviembre de 2018 nuestra comunidad indígena de Santo Tomás, ubicada en la región de la Cañada de los Once Pueblos, en la región p´urhépecha Eraxamani, inició un movimiento en contra de la empresa agrícola Agrosuperior de Jacona pues ésta no estaba cumpliendo con los compromisos contraídos con la comunidad.

Por ello y con la finalidad de lograr un acuerdo con la empresa, la comunidad, a través de la asamblea, determinó invitar al dueño de la empresa para que asistiera a la comunidad y se llegara a un acuerdo que beneficiara a ambas partes. Sin embargo, el empresario se escudó diciendo que por el momento se encontraba fuera del país y que no los podía atender. Ante ello, la comunidad determinó volver a invitar al empresario, pero éste, por segunda ocasión, se negó diciendo que los recibiría pero en sus oficinas en la ciudad de Jacona y en una comitiva de tres o cinco personas. La respuesta de la comunidad fue negativa exigiendo la presencia del agroempresario en la comunidad así como fue capaz de asistir cuando estaba interesado en rentar las tierras para el cultivo de arándano y fresa.

Por lo anterior, y ante la evidente falta de interés por parte del agroempresario, la asamblea determinó bloquear los accesos a las huertas de fresa y arándano para presionar al empresario a asistir a la comunidad, objetivo que se logró el 6 de noviembre por la tarde. En dicha reunión, ante toda la comunidad en la plaza comunitaria, el agroempresario se comprometió a cumplir con los siguientes acuerdos:

  1. A reconocer que había adeudos con algunos de los comuneros que le rentaban la tierra.
  2. A celebrar la elaboración y signa de un nuevo contrato.
  3. A realizar obras que la comunidad requiriera.
  4. A tener un mejor trato para con los y las jornaleras.
  5. A afiliar al seguro social todos y cada uno de los y las jornaleras.
  6. A trabajar con el Comité de Vigilancia integrado por la comunidad para salvaguardar los aspectos de la basura que la agricultura industrial genera.

Sin embargo, a la fecha, 17 de marzo del 2019, habiendo pasado ya cinco meses de dicha reunión el agroempresario no ha tenido la voluntad para cumplir los acuerdos arriba mencionados. Además de todo lo anterior, se debe mencionar que desde aproximadamente un mes y medio, el agroempresario ha contratado, sin autorización de la asamblea comunal, a personas armadas para el cuidado y vigilancia de los cultivos de fresa y arándano. Lo anterior, ha ocasionado ya a la fecha la muerte de por lo menos dos personas, una de ellas habitante de la comunidad indígena de Zopoco y otra más de la comunidad indígena de Santo Tomás. Ante ello, se determinó nuevamente bloquear la entrada a las huertas con la finalidad de lograr una mesa de diálogo y deslinde de responsabilidades por parte del agroempresario, sin embargo, éste no mostró ni la voluntad ni la entereza moral necesaria para ello. Este segundo bloqueo inició el lunes 11 de marzo y no fue sino hasta el sábado 16 de marzo que el agroempresario mostró la disponibilidad de dialogar con las autoridades de la comunidad siempre y cuando el diálogo tuviera lugar en las instalaciones del H. Ayuntamiento Municipal, en la comunidad de Chilchota, Michoacán.

En ella, las autoridades de la comunidad exigieron a través de un pliego petitorio el cumplimiento de los siguientes puntos:

  1.  Exigimos el cumplimiento de los acuerdos firmados por parte de la empresa Agrícola Superior de Jacona S. P. R de R. L el día 6 de noviembre de 2018.
  2. Esclarecimiento de los acontecimientos ocurridos el día 8 de marzo de 2019 en los terrenos comunales conocido como “Tepetate” y en el que fueron atacadas dos personas de la comunidad, evento en el que desafortunadamente uno de ellos falleció y otro más se encuentra en tratamiento médico.
  3. Por lo anterior, exigimos la indemnización de los gastos médicos para nuestro compañero comunero y así mismo la indemnización de los gastos funerarios para la familia de nuestro compañero fallecido.
  4. En el caso de nuestro compañero comunero herido, exigimos se cubra el total no sólo de los gastos médicos sino que se reparen los daños materiales ocasionados en el evento como por ejemplo, la renta del taxi que por la convalecencia se están generando y acumulando.
  5. Solicitamos también que la empresa dé a conocer a las autoridades comunales la lista de las personas contratadas para velar las huertas de fresa y arándano con la finalidad de tener un mejor control y una mejor seguridad para la comunidad y los transeúntes que utilizan los caminos comunales y así mismo se explicite si se usan armas así como el estatus de éstas, es decir, el calibre y si se cuenta con permiso para portación y uso de las mismas.
  6. Pedimos que la empresa Agrícola Superior de Jacona se dirija con las autoridades comunales para cualquier trámite y aclaración y no con intermediarios ajenos a la comunidad.

Sin embargo, con todo el cinismo del mundo en el rostro, el abogado y apoderado legal de la empresa Agrosuperior de Jacona trató de justificar el incumplimiento de dichos acuerdos alegando que el señor agroempresario, entonces firmante del acuerdo, no podía tomar decisiones de manera unilateral porque en realidad la empresa estaba dirigida por un comité y no solamente por el agroempresario de nombre Héctor Valdes Aguirre quien se ostentaba ante la comunidad como dueño de la empresa.

Lo anterior no es todo, se debe mencionar que la empresa agrícola Agrosuperior de Jacona a través de su abogado y apoderado legal ha dividido a la comunidad toda vez que de manera unilateral e ilegal ha conformado un comité de comuneros sin la facultad ni autorización de la asamblea que en términos agrarios es la máxima autoridad en la comunidad. El capital agrícola, como vampiro chupasangre, llegó a la comunidad a explotar las tierras fértiles de nuestros ancestros, a beber el agua de nuestro río Duero y a exponer a los agroquímicos a nuestra gente indígena p´urhépecha, no conforme con ello, ahora también nos está tratando de dividir.

Por todo lo anterior, como comunidad indígena de Santo Tomás, integrante del Consejo Regional de Autoridades Civiles, Comunales y Tradicionales Eraxamani, hemos determinado en asamblea comunal celebrada el 16 de marzo de 2019, terminar toda relación con la Empresa Agrícola Superior y exigimos su salida inmediata de nuestras tierras comunales. ¡¡¡FUERA LA EMPRESA AGROSUPERIOR DE JACONA DE NUESTRA COMUNIDAD, DE NUESTRO TERRITORIO, ALTO AL NUEVO COLONIALISMO CAPITALISTA NEOLIBERAL!!!

ATENTAMENTE.
JUCHARI UINAPIKUA.
COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTO TOMÁS.
ERAXAMANI.

 

Redes sociales

Eventos y causas

Destacados

 
http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif
http://transformacion-educativa.com/images/convocantes/universidad-revolucion.png