Índice del artículo

Situación

  1. A más de doscientos años del inicio del Movimiento de Independencia y más de 100 años del comienzo de la Revolución Mexicana, nuestro país presenta un cuadro de estancamiento económico, descomposición social y corrupción e impunidad política,  especialmente debido a gobiernos que hemos padecido desde hace varias décadas, los cuales han revertido o desvirtuado importantes logros que se habían alcanzado como efecto del movimiento revolucionario y han sometido a nuestro país a los intereses neoliberales, con graves repercusiones en el deterioro de la vida social y en detrimento de nuestra soberanía y nuestra independencia.
  2. La situación actual de México se hace más grave como efecto de la crisis mundial del llamado modelo económico neoliberal y de globalización que implica una vorágine creciente de superconcentración del poder financiero y de la tecnología con base en la especulación y la manipulación de mercados, generando el enriquecimiento ilimitado de unos cuantos. El poder mundial conformado por instituciones financieras y militares ha desmantelado instituciones sociales y ha promovido sentimientos de codicia, miedo e ignorancia que al generalizarse en la población contribuyen a mantener ese modelo. Las crisis son recurrentes y lo seguirán siendo mientras no exista una alternativa viable. La contradicción histórica principal del pueblo mexicano es con el Modo de Producción Capitalista y el Sistema que le es propio. El Capitalismo ha venido evolucionando en sus formas de acumulación (como lo es ahora el Neoliberalismo) pero esencialmente ha mantenido un proceso continuo de injusticias e iniquidades que las sociedades deben proponerse resolver buscando nuevos paradigmas: algunos mecanismos de acumulación que no ha cambiado más que en su forma ha sido:
     
    1. concentración y centralización de capital, riqueza y oportunidades en determinadas regiones del país y en determinados sectores productivos. 
    2. política económica que favorece el desarrollo de la macro-economía en detrimento del desarrollo de la micro-economía o el desarrollo local, de la economía campesina e indígena y en general de la economía familiar; y que por otro lado favorece  la economía de exportación en detrimento del mercado interno.
    3. economía virtual y de especulación financiera basado en  la contención de las fuerzas productivas locales.
    4. excesivo intermediarismo entre el productor y el consumidor.
    5. dependencia científica y tecnológica del país pactada con el imperio estadounidense para organizar la economía nacional de modo que favorezca la extracción de valor por la economía del imperio.
    6. pérdida de la autosuficiencia alimentaria pactada con el imperio estadounidense y ahora europeo también para vulnerar la soberanía e independencia nacional.
  3. El sistema que hoy predomina, de carácter unipolar y avasallador, de manera inmoral manipula los medios de comunicación para considerar a la competencia individualista mercantil como la ley suprema, destruyendo las identidades nacionales, los recursos naturales y el equilibrio ecológico del planeta, poniendo en grave riesgo la subsistencia de los seres humanos como especie y de la vida en general. 
  4. Como efecto de ese modelo, por el crecimiento de la pobreza y los altos índices de personas sin trabajo, han brotado explosiones de protesta social generalizada en países de Europa, de África y de América, donde los pueblos se rebelan frente a gobiernos autoritarios hacia los ciudadanos y serviles para los centros de poder económico-político del planeta. La corrupta clase política de México, para obtener beneficios y privilegios personales y de grupo, en lugar de una actitud patriótica y nacionalista, ha generado una política de Estado cada vez más apegada a las políticas neoliberales, en una dependencia económica y política progresiva de los Estados Unidos, mientras otros países de América Latina están avanzando en su desarrollo, independencia y unidad estratégica.
  5. Los grandes movimientos sociales que han conmovido a los países del norte de África, a los países árabes,  derribando gobiernos, y que recientemente se han expresado en Europa, principalmente en Grecia y en España, constituyen una expresión explosiva del conflicto entre la concentración extrema y progresiva de la riqueza y del poder político, en unas cuantas manos, mientras cada vez más personas tienen grandes dificultades para sobrevivir a través de un trabajo digno y productivo, y al mismo tiempo están marginadas del acceso a los medios para expresarse, ser escuchados y participar en las decisiones locales, nacionales e internacionales. Los conflictos  derivados de la concentración de la riqueza y la antidemocracia han estado presentes desde poco después del surgimiento de la revolución industrial. Se inventa una válvula de escape de la presión social o se da una respuesta parcialmente favorable a las masas movilizadas y se recobra la calma por un tiempo para luego volver a lo mismo.
  6. La indignación de los jóvenes en España, en Grecia, en Chile y en México expresa el hartazgo de las nuevas generaciones con el mundo actual y la necesidad de una nueva era planetaria. Es indispensable construir conceptos y caminos, nuevas teorías y nuevas formas de lucha, para reorganizar la vida social, rompiendo con los paradigmas obsoletos que promueven el individualismo, en los que se basan los gobiernos de la mayoría de los países. El pueblo, los ciudadanos, pueden y deben generar formas autogestivas de poder económico, político y cultural, aprovechando todos los medios a su alcance, y hacer notar con agudeza los absurdos en que están montados los partidos políticos, la clase gobernante y los grupos que han obtenido ganancias económicas exorbitantes rodeados de un enorme y creciente océano de pobres.
  7. Aun cuando el crecimiento económico generalmente no lleva a una distribución equitativa de la riqueza, es necesario observar que en las últimas tres décadas China ha tenido crecimientos económicos cercanos al 10% anual y México ha estado en los últimos lugares de crecimiento económico de América Latina, con un crecimiento promedio menor al 2% anual, que es inferior al crecimiento de la población; tendencia que agudiza la pobreza y la descomposición social, mientras que algunos mexicanos figuran entre los más ricos del planeta. Lo anterior es más grave si consideramos que la concentración de la riqueza y la expansión de la pobreza en México están entre las más extremas del mundo. En los últimos 30 años ha decrecido en más de 2 millones el número de plazas laborales, por lo cual emigran en promedio 400 mil mexicanos cada año hacia los Estados Unidos para trabajar de manera ilegal, a riesgo de perder la vida, tolerar discriminaciones y ser tratados como criminales; emigración que también ha tenido graves consecuencias sobre las uniones de pareja y la crianza de los hijos.
  8. El férreo control salarial y la liberación de precios hacen que el poder adquisitivo de la población vaya en detrimento acelerado, lo que forma un círculo vicioso que no permite el desarrollo económico. La economía nacional está cada vez más deprimida y depende de los ingresos petroleros, de las remesas que envían los mexicanos que trabajan en Estados Unidos, del narcotráfico, del comercio informal y de la piratería. Los gobiernos federales, desde hace más de 40 años, no han querido organizar la producción, aprovechando la fuerza de trabajo, el talento y las capacidades de varias generaciones de mexicanos.  La autosuficiencia alimentaria se perdió  desde 1974 cuando se empezó a importar alimentos. Con los gobernantes tecnócratas neoliberales, el Estado dejó de alentar la organización de la economía especialmente del sector primario.
  9. Las organizaciones sindicales han sido mediatizadas y muchas de ellas corrompidas y utilizadas contra los trabajadores. La democracia sindical es casi inexistente. El gobierno federal se ha ensañado contra aquellas organizaciones sindicales que pretenden mantener su independencia y tienen compromiso con los intereses de sus agremiados.
  10. Los datos oficiales señalan que hay más de 7.5 millones de jóvenes mexicanos que no encuentran opciones para estudiar o trabajar, lo que ha obligado a muchos de ellos a emigrar hacia Estados Unidos, poniendo en riesgo su vida al ser tratados como criminales, ser discriminados allá y alterar la vinculación familiar.
  11. La economía informal de sobrevivencia ha hecho crecer el ambulantaje a 12.5 millones de personas, que son el 25% de la Población Económicamente Activa, y un 18% adicional (43% en total) no tiene ninguna opción ocupacional.
  12. El narcotráfico y la drogadicción han crecido de manera exponencial en la última década. La fallida estrategia militar que de manera obcecada ha aplicado el gobierno actual para el supuesto combate a la delincuencia organizada -aumentando las violaciones gubernamentales a los derechos humanos y a las garantías constitucionales- ha detonado la violencia y la inseguridad a niveles inadmisibles, con expresiones de crueldad, terror y descomposición social inusitados. Cada vez más áreas del territorio nacional son dominadas por la delincuencia.
  13. Las clases gobernantes y los grandes beneficiarios del sistema hacen negocio con la violencia social y la delincuencia organizada. Grandes presupuestos se invierten en armamentos, en aparatos represivos, en una muy desprestigiada -por corrupta- administración de la justicia, mientras los politiqueros se dispensan salarios enormes y se niega la posibilidad de abrir opciones para que niños, jóvenes, adultos y adultos mayores encuentren trabajo, formas de desarrollo y de realización personal. El deporte, la cultura, la recreación y la escuela están abandonados, al igual que las instituciones de salud. Esas políticas públicas orillan a muchos jóvenes a emigrar y a otros a convertirse en sicarios, con el riesgo de ser asesinados por la migra, por grupos rivales o por la propia policía y el ejército.
  14. El campo mexicano experimenta una profunda polarización producto de la política agropecuaria puesta en marcha especialmente por los gobiernos neoliberales de 1982 a la fecha, que llevó a la modificación del artículo 27 constitucional, a la firma del injusto Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá a partir de 1994, al desmantelamiento del campo y a la reorientación del gasto público para favorecer la agricultura de alta rentabilidad, orientada a la exportación en detrimento del apoyo a la economía campesina y a la autosuficiencia alimentaria; la insuficiencia en el abasto de alimentos nacionales constituye una amenaza a la soberanía nacional. El campo mexicano se encuentra abandonado por los gobiernos, provocando la emigración hacia los centros urbanos y hacia Estados Unidos.
  15. Los pueblos originarios han sido despojados de sus tierras, siendo objeto de discriminación, marginación, manipulación. La pobreza extrema se concentra entre los herederos más directos de las grandes culturas mesoamericanas. El absurdo apego a los criterios occidentales ha obstruido la valoración y proyección de dichas culturas en las que se valora especialmente a la comunidad, a la familia, y se respeta como parte de sí mismos a la tierra, al agua, al aire y a todos los elementos inherentes a la vida.
  16. La política energética (petróleo y electricidad) desde 1976 a la fecha ha tenido como propósito central eliminar el carácter estratégico que se había definido con la nacionalización petrolera en 1938 y la nacionalización eléctrica en 1960, como concreción de los ideales y de las luchas de la Revolución Mexicana de 1910-1917, considerando al petróleo el pivote para el desarrollo técnico y económico de México y elemento fundamental de la seguridad nacional. Los llamados gobiernos neoliberales han estado trabajando para la privatización y transnacionalización de las empresas paraestatales como TELMEX, Ferrocarriles Nacionales y otras, y ahora se proponen hacerlo con el petróleo y la electricidad sin importarles el interés nacional.
  17. La educación se ha mercantilizado y está en decadencia; se carece de un proyecto educativo integral que pondere la formación organizativa y la creatividad tecnológica para producir riquezas. La mayoría de los docentes están desgastados, controlados y manipulados por un sindicato corrupto. Los programas de estudio son obsoletos y no logran mejorar los niveles de aprendizaje y en la formación ciudadana. Pésimas condiciones de la infraestructura de las escuelas, en las que dominan intereses que explican una parte importante del primer lugar mundial de México en obesidad infantil.
  18. Existe incapacidad e indolencia para generar políticas de desarrollo cultural. Hay desinterés por el desarrollo artístico, científico y deportivo.
  19. La llamada “clase política” carece de respuestas para afrontar las problemáticas sociales.
  20. La clase política corrupta ha diseñado leyes electorales que, a su vez, promueven la corrupción de los procesos e institutos electorales, de los partidos y de las asociaciones políticas, así como su control. Prevalece el clientelismo político, la compra de votos y la  manipulación de votantes; crece la delincuencia electoral. Los gobernadores de cada estado siguen usando el dinero público para manipular las elecciones. La mayoría de los ciudadanos prefiere abstenerse de participar en las elecciones y desprecia la actividad de los partidos y de los pseudogobernantes. Vivimos en una “partidocracia” que margina a la mayoría de los ciudadanos de los derechos políticos establecidos en el artículo 35 de la Constitución.
  21. La clase política está llena de oportunistas mediocres, sin valores morales, sin capacitación para los puestos que dicen ejercer, sin la inteligencia y la sensibilidad social necesarias para promover el desarrollo económico, el desarrollo social, el desarrollo educativo y cultural del pueblo mexicano. Con avidez extraen los votos entre las raídas esperanzas y el clientelismo, para luego traicionar y abandonar sus promesas, pretendiendo engañar una y otra vez al pueblo con la manipulación de los medios de comunicación electrónica, en los que solamente se escucha su voz.
  22. La televisión y la radio están monopolizados en manos de dos personas, quienes las usan exclusivamente con fines mercantiles y de beneficio para su economía particular, y así deciden con base en sus intereses los contenidos que están al acceso de los mexicanos. La información se manipula, manteniendo marginada a la ciudadanía de participar en dichos medios. El gobierno federal solapa y se beneficia del uso faccioso de dichos medios. Los medios de comunicación influyen decisivamente en la educación y formación de antivalores, en la mediatización directa y subliminal de la población y en la manipulación de la opinión pública.
  23. Las personas que buscan cambiar la sociedad por la vía electoral son apabulladas por el dinero de campañas dispendiosas y con el apoyo de los dueños de la radio y la televisión.
 

Redes sociales

Eventos y causas

Destacados

 
http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif
http://transformacion-educativa.com/images/convocantes/universidad-revolucion.png