Ponencia presentada en el II Foro de Transformación Social y Cultural: Tácticas, Estrategias y Métodos

Mi propuesta para recobrar el país es ir en unidad sobre los intereses partidarios o personales, que no pase que se vayan unos por un partido y otros por otros, tenemos que unirnos por el bien de nuestros hijos.

 

En 1898, Limantour, Ministro de Hacienda, advirtió acerca del peligro para la seguridad nacional de que empresas extranjeras y particulares concentraran los derechos sobre el sistema ferroviario. Para debilitar el poder político de esas empresas comenzaron a reducirse las concesiones y el gobierno procuró adquirir el mayor número de acciones de las compañías constructoras, para 1904 las vías cubrían más de 16,000 kms., en 1908 se consolidaron las propiedades ferrocarrileras en una sola empresa constituida y ubicada en el país, y en ese mismo año se creó Ferrocarriles Nacionales de México, con lo que el Estado quedaba como propietario mayoritario.

El ferrocarril fue el orgullo del presidente PORFIRIO DIAZ, algunos de los beneficios que nos dio: transporte económico para el pueblo, para las mercancías y el cuidado al medio ambiente, pero al parecer eso no les interesaba a los intereses trasnacionales y nacionales, imponían el uso del automóvil, envenenando a los pueblos.

Porfirio Díaz en 1910 en el Centenario de la Independencia exaltaba las grandes obras por él realizadas pero sobre todo la red de ferrocarriles. El desarrollo de éstos, en los últimos años de Siglo XIX y los primeros del XX fue notable siendo además un medio de transporte muy económico y que ayudó muchísimo en el desarrollo de nuestro País.

Y casi 100 años después llega Zedillo a desmantelarlos y lo remató en mil cuatrocientos millones de dólares quedando como socio privilegiado.

Foto: Octavio Nava - Secretaría de Cultura

 

En el Siglo pasado el petróleo se lo llevaban las empresas extranjeras y particulares y no dejaban nada para México,  el presidente Porfirio Díaz les había concedido el permiso sin cobrarles un sólo impuesto por explotar el petróleo, fue cuando llega Francisco I. Madero al Gobierno y él propone el pago de un impuesto al petróleo, cosa que les molestó a las compañías extranjeras y el embajador WILSON y el traidor de VICTORIANO HUERTA traman el asesinato del apóstol de la democracia, esto lo relata el señor embajador de cuba MANUEL MARQUEZ STERLING

Irónicamente, en la actualidad, el propio nieto está ávido para que se privatice.

El avance económico durante el siglo pasado, los economistas especializados lo dividen en dos períodos, uno que llaman de “Revolución y Reforma”, que va de 1911 a 1940, y otro de “Desarrollo”, que se inicia en 1941 y continuó hasta 1980. Durante el primero, el conjunto de la economía mexicana, desciende del nivel alcanzado, en el antiguo régimen de Porfirio Díaz, o apenas lo supera y no muestra una tendencia hacia el progreso. En el segundo período el avance es continuo. Así, mientras el producto interno bruto crece a una tasa anual 3.3% durante 1900 – 1910, bajando a 2.5 y 1.6 respectivamente de 1910 y 1925 y de 1925 a 1940. En cambio llega a 6.3 y mantiene ese promedio de 1941 a 1980. Las cifras anteriores cobran una significación acentuada si se comparan con las de los países mayores de la América Latina, que se hallan también en vías de industrializarse. América Latina en su conjunto, en aquéllas épocas creció apenas a una tasa de 4.6 y en particular Argentina, Brasil, Chile, Venezuela crecieron a tasas inferiores a la de México lo mismo que el producto interno per capita.

Esa situación empieza a modificarse hacia 1971 cuando se quebranta la tasa anual de crecimiento de México y la de Brasil asciende espectacularmente hasta 10 %.

La tierra cultivable, por ejemplo, ha aumentado en México de 15 a 24 millones de hectáreas de 1930 a 1960. En 1940 el 65 % de la fuerza de trabajo estaba dedicada a la agricultura y 25 años después sólo el 52 %, en contraste con la industria, que sube del 13 al 20%, mientras que los servicios ascienden del 22 al 28 %. Las inversiones de fondos federales aplicadas al desarrollo económico han llegado a representar el 53 % del total, y las inversiones sociales el 19 %.

La economía mexicana se desarrolló de un modo perceptible y sostenido durante los años de 1940 a 1980 aproximadamente.

“En lugar de volver nuestras fuerzas contra nosotros mismos, reunámoslas en un poder supremo que nos  gobierne de acuerdo con leyes prudentes, que proteja y defienda todos los miembros de la asociación, rechace a los enemigos comunes y nos mantenga en una concordia eterna”. <Juan Jacobo Rousseau>.

La destrucción de la planta productiva por el gobierno de Salinas de Gortari, el crecimiento de 1939 a 1980 fue sin ingresos petroleros, recordemos que el sr. Portillo nos invitaba a administrar la riqueza que se convirtió en la pobreza, hasta 1970 éramos autosuficientes en la producción alimentaria hasta nos sobraba para exportar hoy somos dependientes de un 60 % lo que demuestra que en estos 35 años de gobiernos priistas  y panistas nos han conducido al fracaso por omisión o comisión y quedan varias referencias para acusar a estos gobiernos, para mi es necesario formar una oposición una alianza con el
pueblo por que buscar candidaturas aisladas no cambiamos nada

En lo concerniente al salario proponer salarios como los de profesor de primaria secundaria y de universidades, también salarios como los de un médico del seguro social, personas que estudiaron y tienen un salario bajo,  poner la propuesta del Lic. Benito Juárez los funcionarios públicos deben de aprender a vivir en la honrosa medianía de un salario justo.

 

Bibliografía:

Cosio Villegas Daniel “El Sistema Político Mexicano” Cuadernos de Joaquín Mortiz  13.05.1974

Rousseau, Juan Jacobo: “Discurso sobre el origen de la Desigualdad entre los Hombres” Biblioteca Enciclopédica Popular, Secretaría de Educación Pública.  Volumen 122 30.VIII.1946.

 

Redes sociales

Eventos y causas

Destacados

 
http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif
http://transformacion-educativa.com/images/convocantes/universidad-revolucion.png